RADIOFRECUENCIA FACIAL

Uno de los tratamientos de rejuvenecimiento facial menos invasivo, pero no menos eficaz, es la radiofrecuencia facial. Consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas que rejuvenecen el aspecto facial, provocando una contracción de la piel del rostro y mejor definición del óvalo facial. También sirve para reducir o eliminar los signos inflamatorios del acné.

Este método consigue, además, eliminar las líneas de expresión y las arrugas de la cara, aportando así un aspecto más juvenil y cuidado a tu rostro. Los resultados se aprecian de forma gradual, hasta alcanzar su plenitud entre dos y seis meses después de finalizado el tratamiento. Es un procedimiento muy seguro, cuyos efectos suelen mantenerse durante varios años. Poco a poco, y de forma duradera, la piel se mostrará más joven, suave y elástica

IDEAL PARA

Para aquellas personas que tengan pómulos o cejas caídas, también la zona del cuello y el óvalo facial en general. Así como también aquellas que quieran mejorar el aspecto de sus arrugas y verse la cara más nutrida y radiante. – 

RESULTADOS

Resumen de beneficios:

  • Otorga inmediata frescura y un aspec   terso y lozano al rostro

  • Corrige la flacidez

  • Contrae y afirma los tejidos

  • Define el óvalo de la cara

  • Corrige bolsas y ojeras

  • Reduce la llamada «papada»

  • Reafirma la piel de los párpados

  • Brinda una mayor luminosidad propias  de una piel nueva y transparente, libre de manchas, arrugas, “arañitas” y otras molestas marcas del paso del tiempo